¿Calidad o cantidad?

Yo soy una de esas mamás que no se quiere perder nada de sus hijas. No me quiero perder las primeras veces como reírse, gatear, sentarse, hablar… quiero ser a la primera a la que le tire un besito o que le regale una carcajada.

Y a medida que van creciendo hago hasta lo imposible por estar en todos los actos, shows, días especiales, fiestas y demás eventos en la vida de unas niñas llenas de actividades.

Pero al tener 3 chiquitas entre los 20 meses y los 8 años, estar en TODO, es mas o menos imposible. Por eso, trato de practicar muchas veces una frase que mi papá me repetía, “es mejor la calidad de tiempo y no la cantidad.”

Y es muy cierto, pues me he dado cuenta que a veces por querer estar en todo y hacer todo por ellas, la calidad de tiempo no es la mejor. Ósea, estoy, pero corriendo, sufriendo y muchas veces pensando como llegar a lo otro a lo que debo de atender.

Hoy quiero invitarlas a que nos tomemos un buen tiempo para estar con nuestros hijos y tener mas calidad al compartir con ellos.

Y esto es no solo para las mamás que trabajan, a quienes entiendo, pues soy una de ellas, y me consta lo que sentimos al no poder estar con nuestros chiquitos como queremos. Sino también a las mamás que están 100% disponibles para atender sus pequeñitos. Todas, cada una en nuestra manera, queremos tiempo con estas personitas que nos llaman MAMÁ.

Algunos consejos para que el tiempo que tengamos,  sea mucho o poco, valga la pena y deje huella en ellos y nosotras.

–       Apaga el celular, las tabletas y la televisión.

Aunque es difícil de hacer, desconectarse es fundamental para poder conectarte con tu hijo/a. Sin llamadas, mensajes, videos u otras distracciones, tienes oportunidad de hablar y conocer un poco mas de su día, de sus historias y de lo que hizo con sus amigos. Puedes entender un poco sus miedos, sus logros y lo que mas le gusta en ese momento.

–       Encuentra un interés en común con tus chiquitos para hacerlo juntos.

A mi hija mayor y a mi nos encanta pintar, así que una de las cosas que hacemos juntas es colorear libros. Mientras nos divertimos haciendo algo que nos apasiona, conversamos de sus cosas y me da una gran oportunidad para saber un poquito mas de su vida en el colegio.

–       Salgan a jugar al aire libre.

Estar afuera y conectados con la naturaleza es una gran oportunidad para disfrutar de ser niños. Pinta con tizas en la calle, juega a las escondidas o ayúdales a montar en bicicleta u aprendan juntos a montar en patines.

IMG_3914

Recuerda que tu eres el ejemplo de tus hijos, así que ¡muéstrales tus habilidades en los deportes, ellos pueden aprender mucho de eso!

–       A la hora de la comida, siéntense todos, en familia a conversar de su día. Al estar todos en la mesa juntos, creamos un ejemplo de unión familiar. Es el momento que les contemos que hicimos en nuestro día, lo que logramos en la casa o en el trabajo. Al ellos oír estas historias de tu parte, también compartirán sobre sus días y lo bueno o malo que paso en el colegio.

–       Pon música y baila con tus chiquitos. Muéstrales como dar vueltas o como hacer los pasos de salsa o merengue que tanto te gustan. A mi hija de 4 años le encanta que bailemos con ella. El movimiento la llena de alegría y es una oportunidad perfecta para darle tiempo y calidad a ella con su mamá.

IMG_0215

Como estas, hay muchas otras cosas que puedes hacer para realmente disfrutar a tus hijos. Conéctate con las cosas que les gusten a ambos y hagan de esto un puente de conexión a una buena relación con ellos.

Y recuerda siempre, no es la cantidad de tiempo, es mas bien sacar un ratito para darle una buena calidad a la relación con tu hijo/a.