Tardes de verano y buenos recuerdos

Si hay algo que disfruto con mis hijas, son las tardes llenas de colores, juegos, paletas deliciosas y momentos lindos. Nos encanta estar afuera, jugar con los vecinos, pintar con tizas en la calle y montar en bicicleta. Soy una mamá que disfruta enormemente verlas tener una niñez tranquila y llena de juego.

Soy de esas mamás que prefiere verlas llenas de mugre y sonrisas,  envés de tareas y competencias. Hago de las tardes una de nuestras prioridades con momentos de juego e imaginación libre. En nuestra casa corremos, montamos en bicicleta, nos trepamos a los árboles y las dejamos ser niñas.

Me encanta que puedan ver el mundo sin tanta locura, sin tanta perfección y con muchos colores, pues soy consiente que ser chiquito dura poco y hay que cuidar esa inocencia y hermosura de la infancia. Por eso las tardes en nuestra casa son para disfrutar y hacer de las tardes el mejor de sus recuerdos.

A la hora de escoger un snack para ellas, en el calor de Miami, no hay nada mas delicioso que unas paletas de Outshine  No solo son deliciosas, sino que están hechas con frutas de verdad y sin ingredientes artificiales. Y la verdad es que no solo se las comen ellas, mi esposo y yo también las disfrutamos sin remordimientos, pues solo tienen 70 calorías! Mejor dicho, en esta familia, las tardes de verano se resumen en juegos, paletas y muchos amigos.

 

This post is sponsored by Outshine® but the content and opinions expressed here are my own.