La incapacidad para una mamá como yo

Una de las grandes verdades de ser mamá es que nos quejamos mucho. Yo por ejemplo me quejo de las despertadas por la noche, las tareas de las niñas, las pataletas, el desorden, la falta de ayuda, etc. Dicen por ahí que cuando uno cree que la tiene difícil, las cosas pueden ser peores. ¡Y pues sí! La última semana …