Mujeres que admiro

No sé si les ha pasado que a veces nos quejamos y nos frustramos por bobadas que pasan todos lo días, a mí me pasa y muy seguido. De un momento a otro veo a una mamá que maneja situaciones complicadas de una manera que me dejan con la boca abierta y con ganas de no quejarme más y mejor agradecer lo “fácil” que la tengo. Esto me pasa bastante y me ayuda a manejar situaciones complicadas de otra manera. Si hay algo de lo que estoy agradecida en este camino de la maternidad, es estar rodeada de mujeres que admiro y que de una u otra manera me dan ejemplo para no quejarme tanto y herramientas para hacer las cosas diferentes.

Hoy quiero contarles de varias mamás que admiro enormemente. Algunas son esas grandes amigas que me regalaron mis hijas, otras son amigas de siempre y otras sin ser mis amigas, son parte de mi día a día. A ellas, quienes me inspiran y me dan ejemplo sin necesidad de decirme mucho, quiero destacarlas hoy en un post para que terminemos inspiradas todas.

Belinda

15156956_10153976134607321_3210305342685158569_o

Uno de mis miedos más grandes ha sido perder a mi esposo. David no solo es el amor de mi vida, sino que es mi bastón, mi compañero y mi guía. Juntos somos un equipo y gracias a eso es que creo que mi familia funciona. A principios de este año me tocó vivir muy de cerca la muerte repentina del esposo de una de mis amigas. Belinda, una mujer hermosa con 2 hijas de 7 y 5 años, perdió a su esposo de casi 17 años de un día para otro. Ver como ella se quedó sin al amor de su vida y sus hijas, amigas de mis niñas, sin su papá, fue uno de los dolores ajenos más grandes que he presenciado. Ni las palabras, ni la compañía eran suficientes para sacarlas de la tristeza en esa mañana de enero cuando Belinda me dijo “lo perdimos”. Sin embargo, una situación tan dolorosa sirvió para unir a varias mujeres que hoy somos más que amigas, nos convertimos en familia. A Isa y Fía, como les decimos a sus hijas, nunca les ha faltado amor y compañía. Entre todas las amigas de Beli nos hemos turnado para apoyarlas, ayudarlas y acompañarlas.

 

Belinda nos ha demostrado que Dios nos pone este tipo de pruebas para hacernos más fuertes. Ella se ha organizado de una manera admirable e increíble, ha encontrado un balance entre el tiempo que pasa con sus hijas, el trabajo y el deporte que tanto le gusta. A pesar de su perdida y su dolor ella sigue trabajando en su sueño de abrir una compañía para ayudar a que más jóvenes puedan tener acceso a una universidad y a alcanzar sus metas. Belinda hace parte hoy en día del comité de educación del Miami Dade County y no descuida a sus hijas ni un segundo. Ella, con sus acciones, les demuestra a esas chiquitas que nada es imposible y que Dios es bueno. A ella la respeto y cada día aprendo de su actitud frente a la vida, es una loca admirable.

 

Daniela

13558791_10153903317573020_8633876246878887728_o

Uno de los momentos más locos de mis días y a veces el causante del estrés, es el corre corre de las mañanas cuando necesitamos alistarnos a tiempo todos y llegar al colegio puntuales, y créanme, que aunque tengo la situación “bajo control”, muchas veces me vuelvo un ocho bañando, vistiendo, peinando y alimentando a mis 3 hijas. Uno de esos días de mucho voleo y después de haber dejado las niñas a tiempo en el colegio, vi en la entrada del colegio a una mamá que me dejó con la boca abierta y sin ganas de quejarme de mi situación. Daniela estaba bajándose del carro en medio de la lluvia con toda la calma del mundo, ayudando a sus cuatrillizos, sí cuatro hijos, poniéndoles sus mochilas y asegurándose de que estaban listos para su día, mientras ayudaba también a Salma, una de sus hijas que tiene problemas motores, con su caminador. Todo esto en medio de una paz, una tranquilidad, un amor y una belleza increíble y admirable, no hubo necesidad de gritos, ni miradas feas, Daniela tenía la situación bajo control. Yo solo logré observarla, con los ojos y la boca abierta desde el stop del frente, sin evitar pensar los retos que puede tener esta mujer cada mañana. A Daniela la admiro por su capacidad para enfrentar la discapacidad de su hija, por haber seguido con su vida y sus sueños, por su dedicación y amor por sus #mis4fantásticos.

 

Cecilia

1014080_10153964817442416_6469601618583686514_n

Otra de mis amigas, quien una vez fue mi jefa y mentora al empezar mi carrera en TV, es hoy en día un ejemplo enorme no solo para mí, pero para muchos. Se llama Cecilia Elizalde, una ecuatoriana de mi edad, llena de cualidades y con una familia hermosa. Ceci y yo quedamos embarazadas al mismo tiempo, ella con Valentina y yo con Sabrina. Durante el embarazo hicimos yoga prenatal juntas, compartimos anécdotas y las niñas nacieron con solo unos días de diferencia. Unas pocas semanas después de tener a Sabri en la casa, recibí un email de Cecilia y Juan Fernando, su esposo. Valentina había llegado al mundo, y aunque estaba perfectamente sana y preciosa, había nacido con un cromosoma de más. Valen había nacido con síndrome de Down y sus papás lo descubrieron en el momento de su nacimiento. Se podrán imaginar el shock y la mezcla de emociones. En el email me contaban lo que había pasado y me explicaban que estaban aprendiendo y entendiendo sobre ese cromosoma especial con el que había llegado su bebé.

Desde ese día Ceci no ha dejado de sorprenderme y Valentina de inspirarme. Su vida ha sido un regalo hermoso para su familia y el resto de personas que los rodeamos. Valen y sus papás han hecho una campaña mundial para educarnos sobre esta condición y mostrarnos lo normal y lejos que puede llegar una persona con este síndrome. En sus 5 años de vida Valenha superado barreras que muchos creerían imposible, ha sido modelo de ropa, ha hecho catálogos para almacenes como Wal-Mart, ha salido en la portada de la revista People y ha tenido entrevistas en medios muy importantes alrededor del mundo. Y lo que en algún momento fue miedo y llanto, hoy es orgullo y ayuda para muchas otras personas. ¡Ellas me inspiran enormemente!

Como ellas 3 hay muchas mujeres que han podido sobrellevar situaciones muy difíciles y hoy son un ejemplo de vida. Ellas volvieron a luchar por sus sueños, siguen sus vidas a pesar de las dificultades y dejan un ejemplo positivo y hermoso para sus hijas, quienes el día de mañana seguro se sentirán orgullosas de sus mamás.

Así que, aprendamos de ellas y convirtamos las situaciones malucas en algo positivo. Busquemos siempre el mejor camino para alegrar los momentos grises. Y acuérdense que “después del huracán sale el arcoíris”. #pensamientospositivos #accionespositivas #ellassonmiejemplo

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.