Chip y Dale Al Rescate

Chip y Dale Al Rescate una película para recordar y volvernos a reír

Estuve con mis hijas viendo Chip y Dale Al Rescate, en Disney Plus y la amamos. Y cómo ustedes saben que amo las películas, acá les dejo mi review.

Nos reímos como locas, y me encantó como resalta el valor de la amistad de verdad sin importar la distancia o las discusiones. 

Además, me recordó muchísimo las caricaturas originales de Chip y Dale y lo mucho que yo las disfrutaba cuando era niña.

No sé si lo recuerdan, pero Chip y Dale era una caricatura de los años 90 y los guionistas de esta nueva película lograron mezclar ese antiguo programa con la nueva historia, haciendo que los adultos viajen en el tren de la nostalgia y disfruten esta película tanto como los niños. 

Una oportunidad perfecta para contarle historias a mis hijas y reírnos juntas de estos 2 personas y sus aventuras.

Chip y Dale Al Rescate, sucede en un mundo donde los humanos conviven junto a las caricaturas, y a mi me impresiona ver como realmente todos parecen estar en el mismo espacio e interactúan los unos con los otros.

La Historia

Han pasado 30 años desde que la serie de Chip y Dale fue cancelada. Chip se volvió un vendedor de seguros muy aburrido y Dale, obsesionado con sus años de gloria, y después de una actualización computarizada a 3D (el equivalente a una cirugía plástica para caricaturas), participa en un circuito de la nostalgia. Esos circuitos son unas convenciones donde están las glorias de viejos programas y la gente va y puede tomarse fotos con ellos.

Cuando un compañero del elenco desaparece misteriosamente, Chip y Dale deben reparar su amistad y volver a ser los detectives que fueron alguna vez para salvar la vida de su amigo. 

El elenco es definitivamente perfecto y súper divertido: John Mulaney (“Saturday Night Live”) como Chip, Andy Samberg (“Palm Springs”) como Dale, y KiKi Layne (“If Beale Street Could Talk”). También actuan Will Arnett (“Arrested Development”), Eric Bana (“Dirty John”), Flula Borg (“Notas Perfectas 2”), Dennis Haysbert (“24”), entre otros. 

Chip y Dale, me pareció una película muy divertida para los niños, pero también muy divertida para los papás. Tiene la capacidad de recordarle a los grandes cuando eran niños, y además, uno que otro chiste que los adultos van a disfrutar. 

A mí me voló la cabeza pensar en las caricaturas como seres reales que son actores y tienen vidas humanas. Fue genialmente raro ver que pasó con Peter Pan o con Lumière (el candelabro de La Bella y la Bestia), después de la película. 

Sin duda Chip y Dale es un esfuerzo de Disney por atreverse a hacer cosas nuevas, inesperadas y sin duda con la calidad de siempre. Disponible ya en DisneyPlus 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.