Resoluciones para el 2019

Llegó 2019 y como todos los años hacemos miles de resoluciones para mejorar y tener una vida más tranquila y saludable. Y aunque la mayoría de lo que nos proponemos no se cumpla, siempre son buenos he importantes los nuevos comienzos y creo fielmente que todas debemos iniciar ciclos con la mejor energía. Así que les comparto mi lista de resoluciones para el 2019:

  • Mi compromiso #1 este año es ESTAR presente con mi familia y disfrutarlos sin revisar tanto el celular.  Soy dependiente y adicta al teléfono y es súper difícil desconectarme, sin embargo haré mi mayor esfuerzo por no tocar los electrónicos para conectar con mis amores. Al final del día, yo soy el ejemplo de mis hijas. Menos tiempo en pantalla para la mamá representa menos tiempo en pantalla para mis chiquitas.
  • Y al desconectándome, quiero concentrarme realmente en las personas especiales e importantes en mi vida. La realidad es que vivimos pendiente de las redes y los compromisos de trabajo o de la comunidad. El año pasado caí en cuenta que yo le debo mucho más tiempo a mis amigos que a los “compromisos.” Así que me prometo a mí misma más desayunos con amigas, almuerzos llenos de historias y salidas con karaoke y recuerdos con mis personas favoritas.

  • Me sigo comprometiendo a no sentirme culpable por pensar en mí. Seguiré recordándome que la mamá también tiene derecho a estar de primera de vez en cuando y hacer cosas que me hacen feliz como mujer, como profesional y como esposa. Así que hasta luego a la culpa y bienvenido el balance.
  • Y con balance, me comprometo a buscar tiempos y espacios para todo lo que me regale tranquilidad. Así como saco tiempo para el colegio y las clases extracurriculares de las niñas, los cumpleaños y playdates, me comprometo a crear espacios para salidas con mi marido, paseos con amigas y por supuesto #nochedeDesmadre

  • El año pasado me dije a mí misma muchas veces que me debo cuidar tal como cuido a mis hijas. Confieso que me encontré mil veces de última en la lista de prioridades, pero al final del día, si la mamá está feliz, saludable y con ánimo, todos en la casa estarán más felices. #mamásfelicesniñosfelices será siempre mi deseo y lo que seguiré promoviendo en mi vida y en mis redes.
  • Bienvenidos los retos personales. Tengo que recordarme constantemente que no soy perfecta, y que siempre hay espacio para equivocarme y para nuevos comienzos. Las metas son claras, pero a veces tenemos que dar un paso atrás para coger impulso y encontrar el camino. Hay que rodearnos de personas que nos ayuden a crecer, pero sobretodo, trabajar en comunidad mostrando y demostrando que el trabajo en equipo y sin envidias, hace la diferencia.

  • Me comprometo a trabajar en mis sueños. Que no se queden solo en mis pensamientos. Hay que escribirlos, hay que trabajarlos y hay que arriesgarse. El miedo es parte del proceso.
  • Y este año si me dedicaré a mi cuerpo… No solo por verme bien, sino por comer mejor y hacer ejercicios que me ayuden a generar endorfinas. Estar activa y cuidarme es parte fundamental de ser la mujer y la mamá que quiero ser.
  • Seguiré trabajando en mi mente para que me resbalen los comentarios u opiniones que no quiero recibir. Tanto en la maternidad, en el trabajo y en la vida, “a palabras necias, oídos sordos.”
  • Finalmente, trataré de empezar mis días dando GRACIAS por todas las bendiciones que tengo y terminarlos con una buena copa de vino, una conversación con mi marido y algo positivo que decir. Que esos raticos nos sirvan para relajarnos, reírnos de nuestras metidas de pata y me lleven a la cama con una buena sonrisa.

¡Seguiré trabajando por más razones para sonreír que para llorar!

¿Cuáles son propósitos para este 2019?